martes, 15 de abril de 2014

[Decotips] Tips para dar un toque Retro a la cocina

La cocina es una de esas estancias que corre grandes riesgos de quedarse obsoleta y desfasada de estilo con en el transcurso de unos pocos años. El diseño de muebles de cocina evoluciona rapidísimamente, y los electrodomésticos cambian también a gran velocidad y los nuestros se quedan "antiguos" en un abrir y cerrar de ojos. Si no queremos estar cambiando nuestras cocinas y se queden pasadas de moda cada diez o quince años, o si simplemente nos gusta el look de las cocinas de hace cincuenta o más años, esta es la solución. Para ello, nada mejor que elegir un electrodoméstico con aires del pasado, como el ya clásico frigorífico Smeg, o una cocina y accesorios de hierro esmaltado de esos que tenían nuestras abuelas. Y unos buenos azulejos blancos que soportan muy bien el paso del tiempo.


 








Cada vez más somos testigos de cómo la estética de décadas pasadas se retoma para generar espacios eclécticos. Los diseñadores, arquitectos y decoradores buscan volver a las raíces de las tendencias, pero con el firme objetivo de crear otras más modernas. Si bien el blanco se adapta perfectamente a esta idea, los muebles de cocina en tonos cálidos, como los verdes y azules, son una excelente alternativa para quienes estén pensando en lograr un estilo retro vintage en su cocina. Estos pueden combinarse con tonos claros de madera utilizados para identificar las diferentes partes del mobiliario.







El Estilo Retro se aplica tanto a cocinas urbanas como rústicas, y puede recordar a las casas americanas de los años  50 y 60, con colores fuertes y brillantes,  o las cocinas de pueblo, donde reinan los blancos y negros y las maderas, con azulejos hasta media altura, repisas, y algún complemento decorativo como cuadros y relojes. Hay que lograr una textura: para eso es mejor elegir maderas que presenten una veta marcada, que le otorguen a los muebles una imagen mucho más cálida y rústica. Pino y cedro son algunas opciones. Entre los tiradores metálicos la opción ideal es la cazoleta porque reproduce muy bien el estilo retro vintage.





Pero tampoco queremos que la cocina parezca de verdad una de hace más de medio siglo, así que hay que darle un toque moderno, y dotarla de las comodidades propias de hoy en día. Taburetes hidráulicos, lavavajillas u hornos de aire comprimido... Los pequeños detalles decorativos también marcan la diferencia y complementan el estilo retro. En las casas de las abuelas o en diferentes anticuarios o mercados puedes buscar elementos característicos de cada época para que le den vida a la cocina (frascos de diferentes medidas, teteras, tazas estampadas, carteles de chapa enlosados y carameleras de vidrio pueden darle el toque final al espacio). También hay elementos actuales que remiten a lo antiguo.
 




En definitiva, las cocinas pueden tener ese aire retro tan resultón pero a la vez que sean prácticas, funcionales, y que nunca se pasen de moda.
¡Feliz día a todos!
 

Sígueme / Follow me

Virlova Interiorismo


domingo, 13 de abril de 2014

[Interior] Granja renovada con esencia campestre

Para comenzar la semana de Pascua, y para muchos inicio de vacaciones, os traigo una preciosa granja situada en Suecia, decra de Malmö, rehabilitada pero conservando su esencia completamente. La característica principal es que se mezcla en gran contraste su carácter campestre con elementos más actuales como los lucernarios de cristal y aluminio, que resulta que acentúan aún más su encanto natural. Cada estancia conserva la atmósfera de una antigua casa rural pero con las comodidades y estilo más actual.
Cada vez es más tendencia el viajar y disfrutar de estancias de vacaciones en el campo, tipo granjas o casas rurales. Además, una auténtica granja sueca tradicional situada en el campo como ésta, resulta ser el sitio perfecto donde iniciar ese libro que tanto llevas postponiendo, para una velada romantica, cambiar de aires y tomar contacto con lo rural o llevar a la familia con un toque aventurero a lo Huckleberry Finn.





Una cuidadosa restauración para la que se han seleccionado materiales de gran calidad, y se ha mantenido en lo posible la  construcción original adaptándola a las necesidades de la vida actual. Destaca el uso de la madera en suelos, techos y muchas piezas de mobiliario así como el gusto de piezas de mobiliario encontradas en ventas de segunda mano y almonedas. 





Una miscelánea de materiales y estilos en un espacio lleno de calidez que basa su esencia en la vuelta a lo natural, con un contacto absoluto con el exterior a través de los ventanales y las terrazas.





Lo que daría por poder perderme estos días en un lugar así.
¡Feliz comienzo de semana a tod@s!


Fotografías [] Erik Olsson

Sígueme / Follow me

Virlova Interiorismo