jueves, 29 de diciembre de 2011

[Interior] Mix de estilos decó en una casa de 1900

Hoy hago un inciso en las vacaciones navideñas, llenas de salidas, familia, compromisos, compras y poca atención al mundo 2.0, para acercaros una vieja casa reformada de 1900, que me ha encantado y donde se mezclan de forma alegre distintos estilos de mobiliario y piezas antiguas con las características propias de la vivienda original, con aires de modernidad.
Antigua casa de "indianos" españoles que hicieron su fortuna en los Estados Unidos de finales del siglo XIX y cuyos ingresos trajeron al país. La intención de la reforma era conservar las huellas del pasado y fortalecer el hechizo que provoca.

En el interior, se han centrado en la creación de espacios bien definidos, pero abiertos, como un gran salón-comedor y cocina-office, separados por una galería de vidrio y madera. Se han mantenido los elementos estructurales y piezas decorativas en combinación con un diseño más contemporáneo. Pero siempre dando prioridad a la luz.
Con la creación del enorme techo de cristal, se puede disfrutar del sol en un sofá de mimbre comprado en Lisboa, o en los sillones de los años 50. La columna se recuperó de una demolición.
 
La sala de estar-comedor está completamente cubierta de madera, un piso de madera de pino pintada, con creación de espacios amplios y mucha luz. Las paredes están cubiertas con cerámica de metro blanco, realzada por pequeños toques de ladrillo rojo.
El mobiliario refleja la pasión de los diseñadores de interiores por el viaje: fueron desenterrados en los mercados de antigüedades de toda Europa: Amsterdam, Cascais (Portugal), Portobello (Londres) o en Francia ...
Protagonista en el comedor, un escaparate monumental y en armonía, mesa, sillas Thonet y la consola se dividida en los tonos de la madera.
A los propietarios les hubiera gustado mantener las baldosas hidraúlicas que cubrían toda la casa, pero no estaban en buenas condiciones. Por lo que no les quedó más remedio que acometer el cambio, eligiendo un nuevo color y un dibujo nuevo.
El resultado, majestuoso y muy alegre, todo en movimiento, fue el punto de partida de la decoración de la casa en blanco, negro y gris. Los cuadros son una elegancia intemporal. Esta es la esencia de todo el proyecto: continuidad  y fortaleza del paso del tiempo, mediante la aceptación de todos los estilos de los muebles.




En la cocina, llena de luz, con aberturas múltiples, la isla central es el hogar con la encimera y el fregadero. El radiador y la suspensión de hierro fueron recuperados en un sitio de construcción y las manijas de las puertas de hermosos edificios antiguos.

Se sitúa un pequeño office en la esquina de la cocina. Alrededor de la mesa en madera lacada en blanco, sillas Kartell transparentes, haciéndose eco de la mampara de cristal.
La escalera, original conserva su balaustrada colonial blanca y los peldaños de madera natural.


En el piso de arriba, la atmósfera creada recuerda a los hoteles de principios del siglo XX, con los accesos de entrada a las habitaciones realizados con puertas de doble travesaño.
Las losetas espectaculares en el suelo creando un Mosaico hacen el previo-acceso a las habitaciones a modo de descansillo enmarcado.


 
La habitación principal se desarrolla en un espacio muy luminoso y cálido en la galería que corre a lo largo de todo el piso


 
El baño sigue la línea de balsodas cerámicas de metro en blanco y destaca el solado y la bañera de mármol. Como podéis apreciar la casa tiene toda una mezcla de distintos estilos que me encantan, porque resultan de una personalidad arrolladora. A veces hay que huir de los estilos muy pre-definidos y encorsetados y dejarse llevar por la pasión y las ganas de crear. ¿qué os parece la casa?
 

martes, 27 de diciembre de 2011

[Interior] Chalet de invierno ¿te vienes a la nieve?

Un chalet cómodo, grande y acogedor que parece sacado directamente de un cuento de Navidad. Detrás de la fachada con tanto encanto rústico, a cuatro niveles, su interior combina el lujo moderno y el estilo rústico y natural del entorno.


 
Situado a pie de las pistas de esquí, su fachada en madera a modo de cabaña de montaña sólo rompe su línea con el azul y el blanco de los Alpes nevados. Un chalet a estrenar, que se da aires de refugio alpino auténtico. El Blanchot ( liebre en castellano, por la cantidad de ellas que corretean por sus tejados ), así se llama este magnífico chalet está siempre lleno. Esta casa de campo moderna ha capturado la magia y, sobretodo, ha sabido preservar el hábitat alpino tradicional: una casa de madera de abeto y la nieve como decoración exterior ...

Un enorme sofá hecho a mano, un gran baúl de cuero traído de Canadá y el pie de la mesa con arañas y cuernos destacan sobre cojines, cortinas y cuadros en tonos neutros.




Al entrar en el salón te das cuenta del tamaño y el estilo tan cuidado. Grandes ventanales que dan al exterior, con la vista de las montañas que contrastan con los interiores de madera, donde el suelo de pino austríaco y de abeto pintado en las paredes, le confiere dulzura y calidez. La casa cuenta con tres plantas y un sótano donde cada espacio tiene una función bien definida.



La zona de salón-estar y el comedor se combinan en una sola pieza, clara y abierta ampliamente al exterior. Esta mezcla compleja, sutil del confort moderno y la autenticidad de Saboya, tiene sin lugar a dudas el sello que se puede esperar de la cabaña típica. En las dos salas distribuidas a ambos lados de la chimenea, abierto a 360 grados, el énfasis está en la comodidad. El primero, con sillones y un sofá de cuero inspirado en los clubes ingleses entorno a un tronco con un avela de luz suave, mientras que el otro, más neutro, se reúne alrededor de un gran sofá. 

El comedor, con su enorme mesa de madera rodeada de ventanas en un panorama excepcional y, en el fondo, el esquí y las vistas del glacial.
El comedor resulta rústico y exótico, con la mesa grande traída de Filipinas, con las patas talladas en forma de conejo.

Sistema de office con puertas de madera que se abrenpara comunicar la cocina con la sala y el comedor.
La primera planta alberga acogedoras habitaciones con una elección de los materiales muy cuidada: sábanas de algodón de Egipto encima de la cama, tocador de mármol ... Nada excesivamente ostentoso para no perturbar la armonía del lugar. Los colores escogidos fueron beige, arena, marrón y madera clara, para relajar la mente. Todo un remanso de bienestar.


El cuarto de baño vuelve a los mismos tonos miel de la habitación y armoniza con la decoración en general.

 
 ¿No os perderíais en este rincón de ensueño? Nieve, calor de hogar, naturaleza...

Este post participa en la #decopedia organizada por Petite Candela no dejéis de pasaros por el resto!

Fotografías [] Country Living

Sígueme / Follow me


Virlova

jueves, 22 de diciembre de 2011

[Deco] Apuesta por el Plata: Xmas Decoration

No sólo de rojo vive la Navidad!! Si este año prefieres darle un aire nuevo a la decoración navideña de tu mesa, con los colores plata, grises y blancos, conseguirás un ambiente ligero, elegante y moderno.
Una propuesta arriesgada pero delicada y exquisita que combina el cristal y el color plata en las piezas más chic y refinadas, dando el toque brillante y atrevido de nuestras mesas navideñas más personales.
Siempre se ha escuchado que los colores plata dan frialdad al espacio. Pero yo no opino lo mismo. La calidez se crea, no solo por el empleo de colores cálidos, sino por la variedad de tonos bien coordinados entre sí. De ahí que la elección de las piezas de mobiliario, los tejidos, las distintas texturas y armonía  en las tonalidades, crean espacios realmente bien decorados. Por eso lo importante es saber que los tonos plata y metalizados van estupendamente con los neutros: blanco, gris y negro y sólo tenemos que emplear un detalle decorativo para dar la pincelada de color.
El plateado puede ser el elemento que rompa la monotonía y aporte un toque especial y dramático.




La suntuosidad y la fantasía en el menú de las festividades de Nochebuena y Nochevieja son el momento idóneo para vestir la casa con sus mejores galas y dar comienzo a una magnífica festividad. La decoración debe brillar con sutileza a la luz de las velas.

 
ATRÉVETE a crear espacios de lujo y sofisticación con el empleo del color Plata, usa los tejidos, cortinajes y detalles decorativos en esta paleta, unidos al blanco para vestir mesas y negro para el mobiliario, te ayudarán a crear ese espacio con glamour que buscas.



[Interior] Apartamento pequeño en femenino singular

Cada vez son más las mujeres que deciden independizarse y comienzan desde cero con la entretenida pero trabajosa tarea de decorar su nuevo hogar. No siempre se cuentan con todos los metros deseados, muchas heredan muebles los padres y abuelos, y la tendencia de diseño que impera es la de transformar lo viejo en algo nuevo: Vintage.
En este pequeño apartamento de estilo sueco confluyen ambas cosas y para su decoración se combinan los colores crema muy suaves y los materiales cálidos, como la madera rústica. La vivienda es coqueta, recogida en metros y destaca por el efecto visual creado mediante los contrastes, con un resultado estético equilibrado.


La decoración de estos, apenas 55 m², está lleno de detalles que le confieren un aire fresco, femenino y lleno de vida con toques de color. Las claves de esta vivienda es darle mucha personalidad a los acabados y los complementos decorativos.


El interior es ecléctico donde mezcla elementos antiguos con modernos y se distingue por el uso de la paleta de colores pasteles sobre fondo blanco, que aporta luminosidad y a la vez permite destacar los colores vivos de muebles y complementos. En una línea femenina, las estancias se complementas con velas, flores, cojines de diferentes telas, etc. La chimenea le da el tono acogedor y cálido que la estancia necesita.


Como veis no es necesario disponer de mucho espacio para que nuestro hogar tenga un aspecto realmente acogedor y femenino. ¿Chicas os animais a darle ese hermoso toque femenino que sólo nosotras sabemos dar? :)


martes, 20 de diciembre de 2011

[Architecture] El poder del hormigón: Mansión señorial S.XVIII.


Preciosa reforma de una mansión del siglo XVIII, con su campanario, su escudo de ladrillo rojo, los tejados ondulados y sus arcos románicos que se confunden en la campiña toscana, donde se emplaza. La renovación ha dado como resultado un diseño interior contemporáneo con reminiscencias vintage-industriales, que ofrece toda su atención al acero, al ladrillo y al hormigón. Ubicada a diez kilómetros de Toulouse, en un paisaje verde y montañoso, este impresionante edificio fue descuidado durante cincuenta años. Pero tras la estupenda rehabilitación, han conseguido recuperar su antigua gloria, con la comodidad y lo último en diseño de interiores.


Dada su "avanzada edad" y la falta de mantenimiento, el edificio requiere acometidas significativas, incluyendo la de sus cimientos, no muy sólidos, en gran parte responsable de las grietas profundas que recorrían gran parte de sus fachadas. La recuperación de la base de trabajo se realizó en hormigón armado, mientras que las grietas fueron cosidas.




Como buena casa del siglo XVIII, la sala de la chimenea cuenta con una chimenea de 3,50 metros de ancho con una curva en el dintel y realizada con ladrillos, similares a las paredes. 


La sala de estar cuenta con nada menos que 88 , dividos en la zona de chimenea y una sala de video de 30 m². Se esconde detrás de una pared pintada en púrpura de yeso con estructura metálica, que incorpora lana de vidrio para insonorizar. Toda la planta baja es de hormigón pulido, un acabado fantástico para este espacio y que a mí, personalmente, me encanta como acabado superficial. Este material se mezcla a la perfección con materiales tradicionales como el ladrillo y la madera.


Con toda la reforma los propietarios querían reducir la fragmentación y obtener más espacio, de ahí la amplitud de los volúmenes interiores. Con una superficie de 58 m² y una altura de más de 4 metros, la cocina se convirte en la parte más impresionante de la casa y guarda la memoria de una época.


En esta cocina monumental, el espacio se organiza en dos partes prácticamente iguales, uno dedicado a la alimentación y la otra a su preparación. Marcado por un plano de trabajo de largo ( 5 metros ), su separación se ve acentuada por una diferencia de nivel del suelo de tres escalones al segundo y luego otros cuatro escalones para acceder a la trasera de la cocina, que ocupa el resto de la planta baja.
En este volúmen impresionante, los muebles fueron todo un reto. El diseño y los accesorios de hormigón y metal, ha permitido a los propietarios a cumplir con el carácter retro-industrial.
Pila de lavado, horno de acero inoxidable y muebles equipados con puertas de acero Corten! (Este acero se enriquece con una serie de aleaciones que dan lugar a la formación de una capa de óxido de autoprotección en su superficie: una pátina oxidada que se estabiliza con una alta resistencia a la corrosión ), todo un reto y originalidad que remarcan el estilo fabril.




Cada elemento de hormigón se vierte en un molde, creando una sola pieza, la mayoría "in situ" para reducir al mínimo las dificultades de transporte en relación con su peso. El hormigón utilizado es un hormigón convencional de arena, grava, cemento y agua. En el fondo de la pileta, el desgaste debido al uso inadecuado de productos de limpieza, ha puesto de manifiesto el contenido de grava.


Para mantener el máximo de vigas vistas originales, las paredes y techos de la casa han sido cubiertas parcialmente. El suelo se calienta por radiadores con válvulas termostáticas. En el dormitorio principal una estufa de madera completa el sistema y hace mayor su atractivo estético y ecológico. Lo más original, la cama exenta con el cabecero que crea a su espalda un armario del tamaño proporcional a las de la chimenea en frente de él (3.50 m de ancho, como la planta baja). Diseñado por el propietario y el hecho de DM, también tiene la ventaja de limitar la contribución de la luz de las ventanas en la cama, al tiempo que ofrece una mayor privacidad.


La escalera, realizada con estructura de acero en color negro y peldaños en madera de castaño, sirve a los tres niveles de la casa.

 
En la planta baja, el confort térmico es proporcionado por un sistema de calefacción por suelo radiante a baja temperatura. El acabado de hormigón pulido se realiza directamente en estas placas.
El color y la apariencia del concret se obtienen mediante la incorporación de una lechada de cemento con granos minerales endurecedores y colorante.


En el cuarto de baño se combina la madera y el hormigón de nuevo. La ducha y bañera se realiza con losas de hormigón tratado con un barniz de poliuretano. Los contornos de la bañera y la ducha tienen un área de acceso realizado a modo de rejilla de listones de madera exótica.

Una mansión especial, con un carácter muy personal donde los materiales nobles destacan en su aspecto decorativo haciendo del continente y el contenido un todo funcional y unitario. 

Fotos cortesía de Antonio Duarte (Junio 2011)