domingo, 26 de agosto de 2012

[Interior] Una vivienda en vintage sofisticado

Esta maravillosa casa fue construída en los años 20, en pleno siglo XIX. Muy deteriorada por el paso del tiempo se tuvo que realizar una rehabilitación completa de esta arquitectura tradicional, propiedad rural de ladrillo y paja, en su inicio. Una acometida perfecta que adaptó la viviendad a los tiempos que corren pero sin perder el encanto y el sabor del Vintage más sofisticado.
Los interiores han sido pintados con colores cálidos y suaves, de estilo típico sueco. Pero la decoración es ecléctica. Hay un montón de antigüedades "copias". Algunos muebles son antigüedades pero la mayoría provienen del reciclaje de viejas piezas creadas a propósito para esta propiedad. Eso es porque el original es difícil de encontrar y muchas veces tienen un precio prohibitivo. Así, sus dueños compran un viejo aparador o mesa, cogen un pincel y pintan y envejecen ellos mismos. Tratados de una forma similar, los marcos de espejos y pinturas que cuelgan en la casa. Los objetos son creados de forma única y elegante al mismo tiempo.
  


Una propiedad a la que se accede por un gran jardín y cenador, rodeado de césped y árboles, que envuelven un espacio antes señorial al norte de Niemec. Toda una cobertura verde que da la bienvenida a un interior en contraste absoluto con su fachada y exterior: ladrillo y jardín de plantas en verde, frente al blanco y beige de un interior que nos transporta al siglo pasado.
Al entrar a la vivienda vemos ya en el hall como se han mantenido los signos de su "antigua gloria": chimeneas, estufas, solados de madera. La estructura tuvo que realizarse de nuevo por completo pero la escalera de acceso a la segunda planta fué lo único que se mantuvo a pesar de su deplorable estado. Toda la zona de acceso nos indica el estilo decorativo de todo el interior, con la escalera muy señorial restaurada, la consola, el espejo, las obras de arte, etc.




Desde el hall accedemos por una puerta a la cocina, con unos muebles y estanterías de almacenaje hechos a medida en madera recuperada del antiguo establo. Pintadas en blanco, el contraste es perfecto con la madera natural. Se elige azulejo decorativo para la pared típico de cocina provenzal con aire rústico, acrecentado por el mobiliario, dando un toque de vintage chic a todo el conjunto. Como patrón elegido para la cerámica, el tablero de ajedrez, un tema y motivo muy recurrente que veremos en uso en mostrador, aparador, tocador, etc.




La zona de comedor es el resultado de la creatividad y el reciclaje en mesa y sillas. Se compran antigüedades en muy mal estado para darles un lavado de cara y recuperar su explendor dando un aspecto vintage muy elegante. Muebles en blanco, con pátina, dorados de antaño, el reloj del abuelo, la lámpara de araña... Una biblioteca creada exclusivamente para este espacio, recoge una importante colección de libros que recuperaron y se encontraron en la casa. No hay nada como sentrase delante de la chimenea con un libro. El amplio salón está dominado por los colores brillantes blanqueados. Un gran contraste con las mesas negras y las lámparas, el sillón rojo, los frescos y murales y las fotografías que se reparten por las paredes. Se recuperan las vigas estructurales y se pintan también de blanco dando sensación de amplitud y luminosidad.

 


 







 






Los dormitorios en la planta de arriba, son de estilo clásico, con dosel sobre las camas que les confieren un aspecto refinado, reforzados por los detalles vintage de retratos, mesitas de noche, etc.
Ideas muy interesantes de solucionar las habitaciones para unas unidades de estancia espectaculares donde se hace especial hincapié en el refuerzo visual con los espejos, las almohadas, los dorados... para dormir como un rey!.
El cuarto de baño es muy gráfico, con las fotogtrafías decorando la pared. Una combinación de estilos con el naranja de fondo.

  




Una vivienda de época que nos transporta a siglos pasados y que basa su estilo ecléctico en el  "reciclaje creativo" junto con varias antigüedades suecas y francesas y un puñado de mobiliario moderno.

¡FELIZ SEMANA a todos, la última de Agosto!



 Fotos [] Andreas von Einsiedel/East News WERANDA


Sígueme / Follow me

Virlova


 

sábado, 18 de agosto de 2012

[Home] La belleza de la fusión

Tras varios días con un problema en blogger que no me permitía adjuntar fotos y publicar, hoy os acerco una vivienda de esas de verano, de ensueño, típica del sur de Francia. La Provenza nos presenta un paisaje con una luz específica y maravillosa. 
Con vistas a las montañas de Cévennes, el edificio es completamente de piedra y en su estado original estaba destruída, el techo tenía goteras y, a penas, quedaba solado. Los muros son los originales, gruesos, y cuenta con bodega de vino y una de las habitaciones que sale directamente al jardín. Todo ello se completa con una oficina anexa para que sus dueños puedan trabajar en casa. Un espacio idílico, romántico para sentarse allí durante todo el día bajo el embrujo de las novelas que lo rodean.
Como Marie y Frédéric crean su espacio ideal junto al río Gardon en la Provenza. Los campos salpicados de amapolas y los cereales, el horizonte de colinas, los suelos rocosos, las canteras de piedra porosa de la famosa du Gard, y las bodegas y los viñedos son el entorno que rodea a esta magnífica villa con mucha personalidad.



El interior de la casa es austero: paredes de piedra y hormigón, puertas y ventanas metálicas, techo con vigas de madera blanca, los colores caqui, ocre, gris, morados y rosas pastel se difuminan. Los muebles no ocupan demasiado del espacio, son los imprescindibles, creando un ambiente rústico minimalista. La mayoría los realizó un carpintero local como la larga mesa de madera, las sillas de mimbre y el banco.




El solado de hormigón relizado in situ, es el marco perfecto que contrasta con los demás materiales. Con cierto toque vintage nórdico, el ambiente general da paso a un entorno cálido a pesar de la sobriedad y la austeridad de los materiales, y luminoso, con abundante entrada de luz natural.




En los espacios comunes de recibidor y habitaciones, se recuperan solados hidráulicos con motivos geométricos y piezas de barro cocido y envejecido. Un mix perfecto que crea el electicismo que predomina en cada una de las estancias de la vivienda.
La difícil tarea de conservar la esencia original de esta antigua villa fue la clave para su acertada rehabilitación. Hoy observamos una estupenda fusión de elementos actuales con piezas de antaño sin perder por ello ni un ápice de su encanto natural.





 
La sencillez de los muebles potencia la belleza de los elementos arquitectónicos. Los vanos de las ventanas o la pared de piedra natural son los verdaderos protagonistas del ambiente general de la casa. 
Las características de esta preciosa construcción y lo que nos engancha es: el encanto de los materiales originales, la arquitectura tradicional y los impresionantes parajes colindantes, el mejor reclamo cuando se quiere huir de la ciudad y descubrir lugares tranquilos para las vacaciones y los fines de semana. ¿no creéis?

¡FELIZ SEMANA a todos!


 Fotos [] Nicolas Matheus/Cote Maison/East News


Sígueme / Follow me

Virlova

martes, 14 de agosto de 2012

[Interior] Vivienda estival bella y funcional

Una pareja transforma una casa en ruinas en la isla de Arz en una encantadora casa de vacaciones con los colores y tendencias del verano. Diseñan un espacio donde combinan a la perfección la belleza con lo funcional frente a la playa ...
Mientras caminaba, a pesar de la tormenta, a través del laberinto de estrechas calles de un pueblo, la pareja llega hasta una casa en venta, lejos del tráfico. Amor a primera vista. A pesar de estar completamente restaurada, esta casa ha mantenido su esencia y la estructura original: es un lugar lleno de alma y de historia, lo que mantiene vivo el espíritu de la década de 1930 y tiene, además de una buena exposición al sol y al mar, un jardín muy grande con malvas. A la entrada, la escalera original preside esta vivienda dúplex, pintada en azul, estableciendo el tono general característico de la casa.




Encantados con el lugar, restauraron por completo la ruina, creando un espacio a su medida y con gran dosis de creatividad y trabajo. La fachada de la casa, con una gran terraza porche para el relax y se prolonga hasta el mismo jardín donde se puede tomar el sol. Dos viejos bancos juntos actúan como una mesa de improvisado comedor, rematado con una Tolix en verde y rojo.


La cocina está completamente abierta al salón y simplemente se separa de él por una especie de encimera de almacenaje que también hace las veces de plan de trabajo y barra de desayuno y apoyo. Estos muebles con cajones pintados, permiten un mayor espacio de almacenaje en la cocina.
El comedor es una extensión con vistas a la terraza y el jardín. En la planta baja, los muros cayeron, sin concesiones, de modo que la luz natural puede entrar en el corazón de la casa. El espacio público comienza en la cocina y sala de estar, y luego continúa hasta el comedor, llegando al jardín mediante la instalación de una extensión de madera que unifica todo el espacio de la planta baja.
Elementos recogidos de paseos por la playa, deccoran el espacio que habla en imágenes por sí mismo.



La escalera de madera pintada sube al segundo piso. Un estante construido bajo la ventana para exponer las conchas de sus hijos y pequeños barcos de madera remata el conjunto muy marinero. Situado bajo el techo, la habitación de invitados ha conservado la pared de piedra original.

 

En la habitación de los niños, muy espaciosa, el tema del mar es tratada en pequeños pasos.
En el piso donde estaban los dormitorios, se ha conservado la distribución original. Una excepción: el cuarto de baño, que se transformó en un funcional y contemporáneo 
Todo el conjunto de la vivienda se realiza en una paleta de colores de luz en azul grisáceo. El cuarto de baño, completamente remodelado, ha ganado en claridad con esta gama.



Una vivienda que nos sumerge en la luz estival, los colores del mar y las sensaciones de relax y vacaciones. ¿a que es preciosa? 

¡Es agosto, y no posteo a diario por ser período de vacaciones,  pero sigo estando por aquí así que FELIZ SEMANA a todos!


 Fotos [] Olivier Hallot (septembre 2011)
Más información [] Maison & Decó


Sígueme / Follow me

Virlova


miércoles, 8 de agosto de 2012

[Interior] Un antiguo cuartel de Prusia

Hoy os acerco a la vida en Long Lake, al lado de un bosque, alrededor de una zona de más de cien cuarteles en Prusia y separados a pocos minutos a pie de la Ciudad Vieja de Olsztyn. No es exagerado  afirmar que esta es una de las más pintorescas de los asentamientos en Polonia! Este edificio del siglo XIX, era un antiguo cuartel prusiano, que su dueño rehabilitó y transformó en apartamentos de diseño industrial, singulares.




Es difícil determinar cuándo se construyó exactamente el edificio original pues los documentos militares se eliminanaron. Según grabado de 1886 recuperado, el dueño pudo descubrir el diseño y ​​su ubicación actual. El apartamento de diseño ecléctico resultó ser todo un reto, pero también un gran placer. Se crea un gran contraste con el uso de colores naturales: beiges y grises, y los fuertes como figurantes como fuentes de volúmen, y que en cualquier momento pueden ser sustituidos por otros, idea de versatilidad. Se realizan aperturas en los paramentos verticales para descubrir el ladrillo original, de aspecto fabril que le confiere un aspecto industrial. 





Una equilibrada mezcla de estilos que nos recuerdan y retrotraen a los hogares en Australia o Singapur, donde los clásicos se entrelazan perfectamentecon las obras de artesanos locales y muebles coloniales. Se realiza un contraste de mobiliario hecho a mano de carpintería y obras de mercados de antigüedades y desembalajes. Todo en las proporciones adecuadas. Porque ellos dan carácter a todo el interior dealtos murosde ladrillo de la antigua Prusia, que al ser los originales, sería un pecado ocultar.
Una cocina completamente abierta al salón, en tonos claros y luminosos, que se refuerzan por la entrada de luz a través de los ventanales. Tanto el suelo de madera, como las paredes de ladrillo, aportan la calidez a un espacio a priori neutro y más frío. La zona de barra comunica la interrelación de la estancia de cocina y la de comida.




El dormitorio, la zona más privada del apartamento, nos descubre un espacio de sensaciones vaporosas y románticas, en un moderno vintage, muy contemporáneo. Textiles, color, papel pintado refuerzan una estancia de relax, con mucho estilo. 




 El baño tiene bañera y ducha. Para darles cabida, era necesario  mover la ventana, y por lo tanto todas las demás en la fachada del edificio unos veinte centímetros. El baño se ha realizado con pintura resistente al agua muy utilizado en las piscinas y hospitales, en los quirófanos. Perfectamente aislado de la humedad y con la calidez de la encimera de madera y el ladrillo visto de los paramentos recuperados.

¿no os resulta un apartamento sencillo, efectista y con un toque industrial sin excesos?


 ¡Feliz mitad de semana a todos!

 
Fotos [] Aneta Tryczyńska
Más información vía [] Weranda

Sígueme / Follow me

Virlova



domingo, 5 de agosto de 2012

[Reinstatement] Decoración estival: un molino reconvertido

Desde la orilla del Mediterráneo llegando a las costas de Gran Bretaña, las casas de vacaciones decoran los más hermosos lugares, donde hogar y vida se mezclan en un maridaje perfecto. Noël y Rozenn dedicaron cuatro años de su vida para renovar un molino del siglo XVII con todo el sabor vintage rústico de la Provenza francesa.
El molino, que se pueden alquilar por fines de semana o días sueltos entre semana durante el verano, aparece dentro del patrimonio local de Uzès.


En el medio del monte, junto a un arroyo, encontramos este antiguo molino. Sus dueños lo encuentran, en su huída de París, con el deseo de un cambio de vida, para instalarse en el Sur. 
De la planta original sólo conservan la estructura. Se replantean las aberturas al exterior, creando dos patios cerrados, uno al sur y otro al norte, para disfrutar del aire libre en cualquier época del año.

 
Pero el trabajo no se limita a la construcción principal. Se reconstruyeron las dependencias, un porche de entrada, una fuente. En el proceso, que puede resolver un conjunto particular, para refrescarse cuando el calor del verano llega a ser demasiado abrumador.
Todas las renovaciones se realizan de acuerdo con la arquitectura local para regresar el auténtico encanto de una casa de campo provenzal.  

 La casa tiene una superficie de 350 m2. La planta baja consta de un hall de entrada, cocina, salón, comedor y una habitación doble con cuarto de baño. Arriba hay cuatro dormitorios con sus baños y una sala de televisión.

 


En el interior, todo es dulzura y luz, colores neutros y estilo cozy. Para vestir las paredes, optan por la pintura de acabado aterciopelado en contraste con la aspereza de las partes en piedra.
 Tonos de beige y marrón, acentuado con piezas de algunas notas de color caqui da un refinamiento sutil. Las paredes blancas y cubiertas de sofás y sillas ilumina el espacio.
Para acentuar la dulzura y la creación, prefieren las esquinas redondeadas. Entre las vigas, las bóvedas del techo crean armonía, mientras que las aberturas entre la zona de estar se trabajan en curvas para que fluyan los espacios. La decoración es deliberadamente despejada para enfatizar más el encanto del lugar, la belleza de los viñedos de los alrededores y monte bajo.



Para preservar la historia del molino, se han mantenido y mejorado las características originales, como la piedra de afilar y moler, que sirve como punto de partida para las nuevas escaleras. A través de una placa de vidrio a modo de pieza de solado, se puede admirar el mecanismo por debajo.
En la cocina, madera y piedra se combinan para componer un ambiente auténtico. El diseño es agradable y funcional. Un verdadero éxito.  



En el exterior, el eje se basa en un muro de piedra de color ocre, lo que contrasta con el efecto de la cubierta fina de cañizo que tamiza el calor y la luz. En este verde caso, la mesa está puesta a la espera de los invitados. En el menú, Cevennes delicatessen, Pélardon (queso de cabra) con aceite de oliva, tomillo, ajedrea y romero cantar para ellos los sabores de la Provenza.


Un espacio con todo el sabor y las características de su previa edificación y con una ambientación al más puro estilo provenzal rústico con piezas vintage recuperadas. Un espacio muy estival.

 ¡Feliz semana a todos!

 
Fotos [] Christophe Rouffio - Juillet 2011)
Más información vía [] Maison Deco
Sígueme / Follow me

Virlova